Thursday, September 24, 2009

TRABAJADORES CRISTIANOS DEL CONGRESO

El autor con algunos trabajadores cristianos del Congreso de la República del Perú. De izquierda a derecha (sentados): Marita Valera, Edgar Becerra, Herberth Olivos, Saida Espinoza, Zoila Retuerto y David Fernández. Parados: Nimio Menéndez, un amigo, Zoila Muñoz, Martín, César Sánchez Martínez, Carmen Fajardo y Linda Quiróz.

COMUNICACIÓN ORGANIZACIONAL Y MICROFINANZAS EN AMÉRICA LATINA

La incursión de los bancos comerciales y de otras instituciones financieras en sectores de la mediana, pequeña y micro empresa, obliga a la industria microfinanciera en América Latina, desarrollar marcas ganadoras en los ámbitos que siempre fueron centros de operaciones de las cajas municipales, cajas rurales, Edpyme, cooperativas de ahorro y crédito, organizaciones no gubernamentales de desarrollo social y entidades de apoyo a las pequeñas empresas.

La misión original y fundamental de las microfinanzas fue siempre servir a los emprendedores mediante el microcrédito como herramienta básica para luchar contra la pobreza y facilitar el desarrollo social de las personas. En parte esta realidad está cediendo espacio ante los abrumadores créditos de consumo que en la mayor parte son otorgados por bancos y financieras comerciales, exponiendo incluso al sector, a sobreendeudamiento innecesarios.

Los nuevos escenarios, obligan a la industria microfinanciera buscar espacios en los diversos mercados mediante estrategias publicitarias y nuevas modalidades de comunicación organizacional como la administración de los riesgos reputacionales, manejo de crisis, auditoría de imagen, márketing corporativo, imagen institucional, relaciones públicas y manejo de medios de comunicación. Cada una de estas líneas de acción tiene su propia dinámica y estrategia que debe responder a los diversos productos que la organización microfinanciera desarrolla. De ahí la necesidad que tiene la industria microfinanciera para tener programas integrales de identidad e imagen corporativa.

En el mundo de la comunicación social, para generar el posicionamiento de una marca ganadora, se requiere primero conocer algunos principios que es válido para todas las organizaciones, cualquiera sea el tamaño. Nos referimos a una adecuada estrategia de comunicaciones que contemple los elementos señalados líneas arriba. En este caso es importante que la industria microfinanciera invierta en campañas que consideren adecuadas estrategias de comunicaciones, políticas de buen gobierno corporativo y responsabilidad social.

No olvidemos que el cuidado de la imagen e identidad corporativa ante la opinión pública, stakeholders y medios de comunicación es responsabilidad de los comunicadores sociales que deben trabajar en coordinación con los diversos agentes de la organización.

En América Latina, los bancos con la infraestructura y experiencia corporativa empiezan a desarrollar diversas estrategias para las PYME (Pequeña y Mediana Empresa) y probablemente tengas éxito, pero por los costos fijos que demanda esta tarea nunca podrán llegar a los segmentos de la MYPE (Micro y Pequeña Empresa) que aún es dominio de la industria microfinanciera. Sin embargo, en el corto plazo, los bancos comerciales como institución sí llegarán a esos estratos mediante la modalidad de adquisiciones y compras. La experiencia peruana de la Edpyme Nuestra Gente del hispano-peruano Banco Continental BBVA, Crediscotia del canadiense Scotiabank y Edificar del Banco de Crédito del Perú son signos que a estas instituciones financieras, sí les interesa esos segmentos por su rentabilidad, baja morosidad, rotación de créditos y adquisición especializada de cartera.

Desde esta perspectiva, la industria microfinanciera regional, debe desarrollar marcas ganadoras, que por un lado continúen con sus productos tradicionales, y por el otro lado, desarrollen políticas de expansión, no tanto para competir entre ellas que casi tienen los mismos productos y servicios, sino contra operadores financieros que por desconocimiento podrían llevar al sector a un irresponsable sobreendeudamiento como es el caso chileno, incrementar la morosidad del sector y distorsionar el verdadero espíritu de las microfinanzas.

Si bien es cierto el mercado es de quien lo trabaja, cualquier distorsión perjudicaría al sector y los únicos ganadores serían aquellos que siempre negaron los créditos al empresario de la PYME y MYPE, o proporcionarle créditos con altos intereses, no obstante ser buenos pagadores.

Marcas ganadoras para la industria microfinanciera implicar, ordenar el sector, velar por la transparencia financiera, incentivar nuevos y mayores negocios, acompañar a los empresarios de las PYME y MYPE en el desarrollo emprendedor y proporcionar mejor calidad de vida. Todo esto supone reducir la pobreza, generar nuevos puestos de trabajo, formalizar a las pequeñas empresas, contribuir con aportes al fisco mediante los tributos, y facilitar el acceso a una educación y salud digna.

FIRMADOS Nº 091
Lima, Setiembre 24, 2009

Monday, September 21, 2009

COMITÉ EVALUADOR DEL "CORAZÓN DE DAVID"

Miembros del Comité Evaluador del Premio "Corazón de David" que anualmente entregará la Asociación de Profesionales del Sector Público que dirige el regidor de Lima Metropolitana, Jorge Márquez Chahu. En la foto están de izquierda a derecha: Luiz Pitot, César Sánchez Martínez, Jorge Márquez Chahu, Moisés Miranda Moreno y Omar Olazábal. En ese comité faltan Pedro Ferreira García y Eleazar Soria.

¿LOBOS O CORDEROS?

El 15 de junio de 2004, publiqué en mi columna “Charlas de Café” un artículo titulado “Lobos o corderos”, nota que a pesar de tener más de cinco años de publicada, sigue teniendo vigencia en la actualidad. Reescribo el texto para recordarlo. En esos años, el conocido periodista César Hildebrantd, dirigía por Frecuencia Latina, el programa televisivo "La Boca del Lobo".
“Hace unos días en el programa La boca del lobo, que dirige César Hildebrantd, el periodista denunció a un asesor de la Municipalidad de San Juan deLurigancho por intentar cobrar al municipio cierta cantidad para pagar una noticia en el mencionado espacio de televisión.
Sorpresas nos da la vida. Con estupor vi en la pantalla la foto de un creyente que fue miembro del equipo pastoral de la iglesia Alianza Cristiana y Misionera de Lince. No puedo afirmar si la información fue cierta o “sembrada, el asunto es que nuevamente un ciudadano evangélico era la noticia del momento.
Eso me recordó que cuando trabajaba en una institución del Estado, conocí a un abogado, dizque ser miembro y líder con muchos años, también de la iglesia Alianza Cristiana y Misionera de Lince, que llegó al puesto apoyado por la gente del partido Perú Posible. (Fundado por el presidente Alejandro Toledo Manrique). Lamentablemente, sus hechos hablaban más fuerte que sus palabras. Corrupto como los tantos que se mueven entre los hilos del poder y la mediocridad.
Como miembro de la iglesia bautista, conozco a otros bautistas que también sucumbieron ante el peso del poder y la corrupción. Incluso, algunos hasta dejaron el pastorado para codearse con la crema y nata del poder político.
¿Qué pasa con los creyentes que se deciden a participar en la administración pública? ¿Aún no hemos aprendido las lecciones del pasado? No estoy contra la política, yo mismo tengo mis convicciones políticas, pero si algo he aprendido de esa convivencia entre política y cristianismo es lafidelidad a los principios bíblicos.
Para aquellos que simpatizan con la vida pública sólo miren a Moisés, David,Salomón, Josué, José, Daniel, Pablo o Pedro, sólo por citar a algunos personajes, pero el modelo a seguir siempre será JESUCRISTO”.

FIRMADOS Nº 090
Lima, Setiembre 21, 2009

Thursday, September 17, 2009

UNA CENA EXÓTICA EN ESTAMBUL

En el marco del curso especializado para editores senior de los principales diarios del mundo organizado por OCRPL - Oxford, se realizó la International Journalism Conference en Estambul. En la foto observamos de izquierda a derecha, a Tom Osanjo (Kenya), E.S. Isaac (India), Nevra Necigogla (Pakistán), Bruce Chapman (Estados Unidos), Zeyno Baran (Estados Unidos), Roberta Ahmanson (Estados Unidos), Pamela Jenkins (Estados Unidos) y César Sánchez Martínez (Perú).

URGEN PRÁCTICAS DE GOBIERNO CORPORATIVO

Uno de los temas que se discute con mucho esmero y ahínco en los diversos ámbitos empresariales, está relacionado con el “gobierno corporativo”, herramienta que no sólo debe estar en la agenda empresarial, sino también en la administración pública.

El denominado "buen gobierno corporativo" es el tema de actualidad en diversos foros. Algunos lo relacionan con un programa de fortalecimiento y transparencia en la administración y actividades financieras, mientras que otros hacen énfasis en la responsabilidad de los miembros del directorio, ejecutivos de todos los niveles y trabajadores en general. Incluso, hay quienes revelan que el "corporate governance" está íntimamente ligado a mecanismos de control y regulación como las normas y estándares internacionales.

Es parte todo lo descrito es cierto, pero también es verdad que el buen gobierno corporativo está relacionado con toda la organización, donde la responsabilidad es de todos, empezando por quienes dirigen la empresa hasta los miembros del directorio y gerencia general.

Una excelente política de controles internos, pilar fundamental del corporate governance, será en última instancia, la que incluya la administración de los riesgos empresariales (de todos los tipos), competitividad para garantizar la inversión, promoción de nuevos mercados y mecanismos para afrontar con éxito los procesos de globalización económica que exigen, cada vez con mayor urgencia, la adopción de estándares internacionalmente sobre la forma en que se administran y controlan las organizaciones, sean privadas o públicas.

Es conocida la frase “El Perú es más grande que sus problemas”, pero por qué siempre el país debe estar en problemas, muchos de los cuales tienen sus orígenes en la deficiente calidad de gestión, corrupción institucional y falta de visión de futuro. También se afirma que buscamos el ansiado desarrollo y que nos gustaría superar a nuestros vecinos, pero si no ponemos en práctica las premisas del buen gobierno corporativo, difícilmente alcanzaremos las metas propuestas. Asimismo, se evitarían escándalos políticos, fraudes y todo tipo de corrupción en las organizaciones.

Algunos conceptos básicos del gobierno corporativo están en la visión de futuro que es la clave para saber adónde se quiere ir. Sin visión, no se lograrán metas visibles. Dentro de esa visión, la capacitación es primordial para tener nuevos enfoques de visión y misión, evitándose de esta manera, deficiencias en la gestión. Desde esta perspectiva, las personas que componen la alta gerencia y cualquier otra responsabilidad que tengan las personas que toman las decisiones, deben tener como meta la correcta administran y control de las organizaciones.

El proceso de globalización que vive el mundo, del cual el Perú no puede abstraerse, orienta al comercio mundial hacia la liberalización de sus economías, generación de mercados ampliados, atractivos niveles de inversión y confianza para las inversiones. Sin embargo, nada de lo escrito será posible si las organizaciones y la administración gubernamental (central, regiones y municipalidades) no aplican los criterios del gobierno corporativo en sus decisiones.

FIRMADOS Nº 089
Lima, Setiembre 17, 2009

Monday, September 14, 2009

CRISTIANOS DEL CONGRESO DE LA REPÚBLICA

El autor con algunos miembros de los Trabajadores Cristianos del Parlamento Nacional. De izquierda a derecha están: Edgar Becerra, Herberth OIivos, Zoila Retuerto, Zoila Muñoz, Carmen Fajardo y César Sánchez Martínez.

MICROFINANZAS Y NUEVOS EMPLEOS EN PERÚ

La economía peruana está creciendo desde hace más de cinco años de manera sostenida como resultado de la apertura económica, acceso a nuevos mercados e inversiones en sectores estratégicos. Las estadísticas macroeconómicas así lo demuestran y sus principales indicadores revelan que esta tendencia seguirá en los próximos años.

Sin embargo, paralelamente al incremento del PBI, control inflacionario, subida de reservas netas e impulso a las exportaciones, hay sectores sociales que aún no gozan de los beneficios del crecimiento.

Precisamente son en los sectores sociales emergentes donde las microfinanzas se transforman en herramientas básicas del desarrollo social, mediante la formación y fortalecimiento de pequeñas y micro empresas, que generan a su vez, diversos tipos de empleo. Estos nuevos puestos de trabajo se ubican entre los negocios de sobrevivencia y unipersonales, hasta empresas familiares que poseen diversas ofertas laborales.

Sin en el Perú el 96.6 por ciento del empresariado está en la Pyme (Pequeña y Mediana Empresa) y en las Mype (Micro y Pequeña Empresa) y hay más de tres millones de unidades productivas y comerciales, es fácil deducir que la mayoría de los empleos está en este sector. Las estadísticas revelan que es el sector más dinámico de la economía y la que constantemente está creando reconversiones laborales de todo tipo.

Aún el impacto de la crisis financiera internacional fue amortiguado en parte por las Pyme y Mype que por el tamaño de sus economías no sintieron las consecuencias de la crisis. Sabemos que aún es prematuro afirmar o negar resultados, pero a juzgar por lo que está ocurriendo en el mundo, especialmente en los Estados Unidos, Japón, China y la Unión Europea, la crisis en América Latina está en una fase final.

La industria microfinanciera no sólo debe verse como una herramienta financiera para las pequeñas empresas, sino como el gestor en la formalización de cientos de empresas que para acceder a un crédito deben ser empresas constituidas formalmente. Muchos informales ahora son negocios constituidos legalmente en virtud a las exigencias de la industria microfinanciera.

El denominado microcrédito también ha jugado un rol muy importante en la generación de nuevos puestos de trabajo. Algunos de éstos no van necesariamente a las Mype, sino a los llamados “bancos comunales”. Mediante esta estrategia social, miles de emprendedores, especialmente grupos de mujeres, han desarrollado actividades empresariales como proveedoras de Mype andinas, urbano-marginales o amazónicas.

La experiencia de mujeres tejedoras de la amazonía y comunidades alto andinas, vendedores de mercados (paraditas) en zonas marginales de la costa, canillitas “quiosqueros” y artesanos de cualquier ámbito geográfico así lo demuestran.

El microcrédito es una herramienta usada básicamente por Organizaciones no Gubernamentales de Desarrollo (ONG) e instituciones no supervisadas, principalmente de origen religioso como Visión Mundial Internacional, Adra Ofasa, Compasión, Diakonía, Misión Suiza y Fundación contra el Hambre entre otras. Pero también el microcrédito es un producto financiero de las cajas municipales, cooperativa de ahorro y crédito, cajas rurales y Entidades de Desarrollo de la Pyme (Edpyme), organizaciones que sí son supervisadas por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP o por la Federación Nacional de Cooperativas de Ahorro y Crédito, respectivamente.
En términos generales, la industria microfinanciera en el Perú es una opción válida comprobada para generar nuevos y mayores empleos.



FIRMADOS Nro 088
Lima, setiembre 14, 2009

Tuesday, September 08, 2009

EN EL MAR MEDITERRÁNEO

El autor con el periodista Reynaldo Aragón y un periodista de Indonesia navegando el Mar de Bósforo, en aguas del Mediterráneo.

MYPE IMPULSARÁ ECONOMÍAS REGIONALES

En tiempos de recesión y crisis financieras, son las economías de subsistencia las que soportan con mayor impacto la crisis, pero también son las primeras dinamizadoras de la demanda interna en los mercados domésticos, beneficiando directamente a la Micro y Pequeña Empresas (Mype).

Por el tamaño de sus economías y volúmenes de producción y ventas, también son las que generan cortos y rápidos puestos de trabajo, constituyéndose en algunos casos en proveedores de grandes empresas, corporaciones transnacionales o del sector público.

En el Perú, el caso de la región Arequipa es sui géneris en materia de crecimiento económico y reactivación de la demanda interna. En setiembre, la ciudad recibirá a más de 30,000 visitantes por los certámenes internacionales que se realizarán en diversas fechas. En la ciudad blanca se realizará la acostumbrada Convención Minera, la Cumbre de Microfinanzas (Foromic), el Encuentro Nacional de Bancos Comunales, entre otras actividades.

Las instalaciones de los centros de convenciones se usarán al máximo, los hoteles no tendrán altos niveles de desocupabilidad, los taxistas tendrán mayores ingresos económicos, los vendedores de artesanías podrán comercializar sus productos y los restaurantes, especialmente los de cocina regional, estarán llenos. También, las líneas aéreas cubrirán sus rutas, las empresas de transporte interprovincial tienen casi agotados los pasajes y los tejedores de diversos productos incrementarán sus pedidos. Las empresas turísticas tendrán que preparar variados paquetes para promocionar y los comerciantes en general tendrán mayores ingresos.

Es decir, el círculo virtuoso se reactivará y por ende, también la economía regional. Por cierto que esta programación no es una iniciativa pública, sino del sector privado. Se comprueba una vez más que con parámetros establecidos, la iniciativa privada es posible. Todos ganan. Gana el Estado mediante la mayor recaudación de impuestos, gana la empresa porque tendrá mayor rentabilidad y gana el trabajador por que accede a un puesto de trabajo, garantizándole a su familia una mejor calidad de vida y contribuyendo con la reducción de la extrema pobreza y generación de empleo.

Si con la celebración de ferias y convenciones se contribuye en parte a la reactivación económica de las regiones, porqué no se hace énfasis en promover al Perú no sólo como un hub empresarial, sino también como centro de congresos, convenciones y ferias en el ámbito internacional.

Además, estas actividades regionales tienen la ventaja de promocionar sus atractivos turísticos, bondades gastronómicas, artesanías y confecciones para futuras visitas de empresarios para ruedas de negocios, programas de capacitación o simplemente viajes de placer. Así se empieza a dinamizar las economías regionales, en este caso la ciudad de Arequipa.

Las ferias y convenciones son claves para impulsar a las economías regionales, que aliadas al turismo y gastronomía, son la combinación perfecta para cualquier inversionista que desea incursionar en este tipo de actividad empresarial. Sólo es cuestión de desarrollar un plan estratégico, ejecutar y propiciar políticas de expansión que beneficien a la mayor cantidad de personas. Arequipa y otras ciudades ya nos están señalando el camino.

Wednesday, September 02, 2009

GRADUADOS DE MÁRKETING POLÍTICO

Integrantes de la promoción del Diplomado sobre Márketing Político de la Universidad Ricardo Palma y el Congreso de la República en 2008. De izquierda a derecha: Liz Sánchez, el autor, Zoila Violeta Retuerto Jara y Grace Vásquez.

DESARROLLO SOCIAL Y MICROFINANZAS

Los ojos de las autoridades del mundo industrializado y de las economías emergentes están puestos en el Perú por varias razones. Primero, porque el llamado fenómeno de las microfinanzas está alcanzando excelentes niveles de desarrollo social. Razón por la cual, el Banco Interamericano de Desarrollo efectuará la Cumbre Mundial de Microfinanzas (FORMIC 2009) entre setiembre y octubre en la ciudad de Arequipa y porque más de un millar de empresarios de la Pyme participarán en la Cumbre Pyme APEC el próximo 9 de setiembre.

En segundo lugar, porque el desarrollo social de las microfinanzas ha permitido atenuar gran parte del impacto ocasionado por la crisis financiera internacional. La industria microfinanciera peruana tiene su propia dinámica y el principal generador de empleo en el país. Es decir, miles de empresarios vinculados a la mediana, pequeña y micro empresa están soportando con éxito el impacto negativo de la crisis, contribuyendo con la reactivación de la demanda interna. Tal vez eso no se tenga en cuente en las cifras oficiales, pero es una gran verdad para tomar en cuenta.

No en vano, ahora los grandes bancos comerciales se están acercando al empresario Pyme o Mype con la finalidad de otorgarles créditos “rápidos”, aun con altas tasas de interés, no obstante que éstos usuarios son buenos pagadores porque trabajan con el dinero “en mano”. La experiencia pionera de las cajas municipales, cajas rurales, Edpyme y organizaciones no gubernamentales está dando buenos y excelentes resultados, no obstante la incursión de otros actores en la microfinanzas como los bancos comerciales y financieras.

Es importante destacar el rol pionero de las cajas municipales. La experiencia piurana iniciada hace 26 años con el apoyo de GTZ, entidad de cooperación técnica alemana, ha sido y es señera para muchas instituciones como las cajas rurales, cooperativas de ahorro y crédito, organizaciones no gubernamentales de desarrollo y Edpyme que están siguiendo sus pasos. Incluso, algunos bancos comerciales están emulando la experiencia de las cajas municipales contratando los servicios de muchos profesionales y analistas que trabajaron en las Cmac.

Sin embargo, pocos están atentos a los efectos positivos de las microfinanzas en el país. Primero, dinamiza el sector económico en su conjunto impulsando la demanda interna, y luego, permite que se generen diversos puestos de trabajo, combatiendo de esta manera a la pobreza y sus males sociales conexos (delincuencia, drogadicción, salud deficiente e informalidad empresarial).
Si hablamos de desarrollo social, las microfinanzas son gran parte de la solución para un mundo cada vez más globalizado. Las grandes empresas o corporaciones internacionales, si bien es cierto hacen negocios entre ellos, requieren de las Pyme para dinamizar el motor de las economías nacionales. El Perú tiene la gran oportunidad de posicionarse como líder en este tema y generar las herramientas necesarias para salir de la pobreza y alcanzar el ansiado desarrollo económico y social que la población espera.