Friday, August 22, 2014

INCLUSIÓN SOCIAL Y DINERO ELECTRÓNICO

El dinero electrónico es un instrumento de inclusión financiera que está normado por ley en el país. La Ley 29985 regula las características  básicas del dinero electrónico, así como a los emisores del dinero electrónico y protege a los usuarios. El dinero electrónico es ya una realidad en el país, porque inicialmente unos cinco millones de personas se beneficiarán del mismo haciendo sus transacciones a través de sus celulares.
La Asociación de Bancos, ha puesto en marcha un ambicioso plan llamado “Modelo Perú”, en el cual se ha elegido a la marca Ericsson para proveer la solución tecnológica de esta plataforma para mediados del próximo año. Ericsson desarrollará una solución tecnológica que viabilice la plataforma y su operación con servicios de  altos estándares de calidad y seguridad. Cualquier persona podrá hacer uso de todo tipo de transacción mediante un simple celular, llamados smartphone en su versión más moderna y con mayores aplicaciones.
Sin embargo, según la “Ley del Dinero Electrónico”, las empresas emisoras de dinero  electrónico tienen como objeto principal la emisión de dinero electrónico, no conceden crédito con cargo a los fondos recibidos y solo pueden realizar otras operaciones relacionadas a su objeto principal. Es decir, hay un estricto control para la emisión del dinero “virtual”.
El proyecto de ASBANC significa la apuesta más importante de la banca peruana para incluir a millones de peruanos a los beneficios del sistema financiero, a través del uso de los celulares. Para ello, los bancos han tomado la decisión de comprometerse  activamente en promover el salto a la inclusión financiera. La idea es que más peruanos participen de los beneficios del sistema formal, con transacciones fáciles, seguras y con acceso a créditos, aprovechando la alta penetración de los celulares.
Para las autoridades de la Asociación de Bancos, vivimos el mejor momento para impulsar el proyecto, porque se tiene un sector financiero sólido, rentable, seguro,  sostenible, y con un entorno adecuado para el desarrollo de las microfinanzas. Obviamente que este proyecto ha unido todos los bancos y empresas de telecomunicaciones, como Claro y Telefónica en una primera etapa.
El “Modelo Perú” ha logrado también la adhesión de la Asociación de Entidades Microfinancieras (Asomif) y de la Federación de Cajas Municipales de Ahorro y Crédito (Fepcmac), que son entidades líderes del sistema microfinanciero peruano. A juzgar por los expertos, este nivel de participación e integración entre todos los actores, hace que el “Modelo Perú” sea único en el mundo.
El sistema aprovechará la gran penetración de la telefonía celular para que más peruanos accedan a una amplia gama de servicios financieros y de pagos, sin necesidad de abrir una cuenta bancaria, ni tener presencia física en un lugar para hacer la transacción. 
Se cree que en los 18 meses podrían atender a 1.5 millones de peruanos, siendo la meta alcanzar la inclusión financiera de cinco millones de personas en un plazo de cinco años, previendo que 2.1 millones usarán activamente su cuenta de dinero electrónico al final del 2019.
En una primera etapa podrán pagar el agua, luz, teléfono, hacer transferencias entre personas, recargar su celular y pagar tributos en el régimen simplificado, mientras que en una segunda se realizarán compras en todo tipo de establecimientos, giros, pago de créditos, envíos de remesas y otros.
FIRMADOS Nro 192 
Callao, Agosto 22, 2014