Thursday, July 23, 2015

LA "COOPERATIVIZACIÓN" Y LA "BANCARIZACIÓN"

Es irónico, contrastable y comparable la situación que vive el cooperativismo peruano. Mientras por un lado, hay quienes atentan contra el modelo, por desconocimiento o intereses particulares; por el otro lado, en naciones vecinas y países industrializados, el modelo es alentado y promocionado como alternativa de desarrollo social.
En la viña del Señor se ha dicho y escrito de todo en los últimos meses. Hay quienes proponen que las cooperativas de ahorro y crédito sean supervisadas y reguladas como si fueran entidades financieras, olvidando que habría que aplicar a las cooperativas las normas y regulaciones bancarias que las mismas entidades financieras no logran cumplir a cabalidad por los riesgos del mercado, sujetos a realidades foráneas y cambiantes, siendo el reciente ejemplo, la Caja Rural “Señor de Lúren”.
Hay otros que incentivan que las cooperativas sean tratadas como sociedades, ignorando que son sui géneris en su naturaleza, porque los asociados o socios son también los mismos clientes. Se pretendió normarlas en el marco de facultades legislativas “extraordinarias”. Y es irónico, porque tanto el cooperativismo como las finanzas, vía “bancarización” contribuyen al desarrollo económico del país.
El movimiento cooperativo peruano tiene más de 50 años de institucionalidad, sin contar los principios desarrollados que tienen más de un centenar de años en el país y con resultados financieros y sociales altamente positivos y medibles. La presencia de algunas empresas u organizaciones llamadas “cooperativas”, que no son supervisadas por nadie, no significa que todo el movimiento cooperativo actúa en forma irregular. En el pasado, algunos bancos quebraron y hasta se hicieron leyes con nombres propios, y no por eso, todos los bancos son malos y actúan en forma irregular.
El cooperativismo tiene valores y principio sólidos, razón por la cual su naturaleza organizacional permite obtener rentabilidad social y financiera para todos los asociados. Además, en el caso de las cooperativas de ahorro y crédito, la FENACREP (Federación Nacional de Cooperativas de Ahorro y Crédito del Perú) tiene la responsabilidad de supervisarlas.
Es importante destacar que a diciembre del 2014, el número de socios de las 163 cooperativas supervisadas por la FENACREP fue de 1¹000,413, (ahora son más) cifra que representó un incremento del 12.16% respecto a 2013. Es decir, hay cada vez nuevos asociados cooperativistas en Perú. A diferencia de la “bancarización”, la población tiene mayor confianza en las cooperativas, porque éstas se promocionan básicamente, no con anuncios publicitarios, sino por el consejo de amigos y familiares que reciben los beneficios de una cooperativa. El simple y gratuito consejo de la comadre, influencia más que el bonito spot publicitario de la televisión que costó miles de soles.
La “bancarización” oscila entre el 25% y 40% de la población, según diversas fuentes y estudios y la promoción de la misma es realizada aún por las entidades gubernamentales. La “cooperativización” está por debajo de ese porcentaje y no tiene ente promotor en el sector gubernamental. Se estima que la población mayor de edad que ahorra en las cooperativas está entre el 12% y 15%, es decir, más de 1.4 millones de personas, según las cifras públicas. La FENACREP revela que al cierre de 2013, había solamente en las cooperativas de ahorra y crédito 1.26 millones de ahorroristas.
No obstante los esfuerzos que se hacen para alcanzar un mayor nivel de “bancarización” en el país. Aún no se tienen cifras exactas sobre el tema y todavía se discute qué es “bancarización”. ¿Cuándo una persona está “bancarizada”? ¿Bastará sólo hacer una transacción por el celular para decir que eso es “bancarizada”?
En esta misma perspectiva, la “cooperativización” también podría tener limitaciones en el futuro. ¿Será suficiente que una persona se inscriba en una cooperativa para decir que es “cooperativista”? ¿Qué es ser “cooperativista”? Es necesario distinguir entre los aportes a la cooperativa y los ahorros personales. La educación cooperativa es clave para responder estas interrogantes.
Entre las grandes finanzas y el cooperativismo hay una bisagra llamada “microfinanzas”. El microcrédito que un banco no lo puede otorgar, pero sí una cooperativa, desde hace más de treinta años lo hacen las cajas municipales, financieras, cajas rurales, Edpyme y organizaciones no gubernamentales de desarrollo. Los bancos comunales reflejan esa mistura entre microfinanzas y cooperativismo en el ámbito de las finanzas populares y economía solidarias.

En Perú se prevé alcanzar el 50% de “bancarización” en tres años aproximadamente y el 60% en cinco años, usando la tecnología de las telecomunicaciones y la banca móvil.

FIRMADO Nro 198
Lima, julio 23, 2015

Thursday, May 28, 2015

IMAGEN Y COMUNICACIÓN EN LAS FINANZAS POPULARES

La comunicación es clave en todo proceso de integración organizacional. Supone la transmisión y recepción del mensaje de una manera adecuada y comprensible. En las organizaciones vinculadas con las finanzas populares y economía solidaria, la comunicación con los diversos públicos es fundamental para el logro de los objetivos institucionales. Una falla en la misma puede resultar perjudicial, afectar la reputación y limitar el cumplimiento de las metas establecidas.
Toda institución, pública o privadas, tiene públicos que influencian o son influenciados, conocidos como “stakeholders”. En el ámbito externo están los proveedores, clientes que usan los servicios y productos ofrecidos, entidades, público en general, autoridades gubernamentales y municipales, así como los representantes de los medios de comunicación social, en todos sus ámbitos.
También tiene a sus públicos internos: Colaboradores, antes “trabajadores”. El “trabajador” es un servidor que viene y cumple sus tareas sin comprometerse con los objetivos organizacionales. El “colaborador” sabe que su trabajo es fundamental para alcanzar las metas establecidas y está comprometido con su organización. En el caso de una cooperativa o una institución microfinanciera, también los asociados cuentan como público interno, eso incluye a los directivos y miembros asociados.
Para un buen desempeño en las relaciones con los stakeholders se requiere elaborar una estrategia comunicacional, acorde al plan estratégico, plan operativo y objetivos de cada centro de costos que tiene la institución. La Estrategia de Comunicación Social contempla el “plan de medios” que permita acercar a la microfinanciera o cooperativa a sus diversos públicos con información adecuada, útil y de servicios. El trabajo con los medios de comunicación también supone estar en “vitrina” en los diversos medios periodísticos y que demanda la opinión pública contemporánea. No hablamos de la simple nota de prensa, sino de una adecuada estrategia con los diversos medios de comunicación social.
Las comunicaciones deben manejarse en función a la demanda global, y ella indica que los medios digitales y electrónicos tendrán una gran y decisiva presencia en el futuro cercano. Aún los medios tradicionales están migrando o iniciando divisiones plataformas digitales y están presentes en las diversas redes sociales escritas y gráficas, donde la imagen y el movimiento están alcanzando una mayor participación del mercado en el ámbito de la comunicación social. Facebook, Twitter, Instagram, Google+, LinkedIn, Pinterest, WhatsApp, YouTube, entre otras redes sociales, son ejemplos del presente. Organización que no está presente en las redes sociales “no existe” globalmente.
El mundo y la vida de las personas han cambiado en los últimos diez años y seguirá transformándose, razón por la cual, también las organizaciones deben cambiar y adaptarse a la nueva realidad que el mundo, cada vez más globalizado demanda. La estrategia comunicacional debe contemplar estos factores y prepararse para “comunicar” con eficacia su mensaje a sus múltiples stakeholders.
“Comunicar” adecuadamente en los tiempos modernos es transmitir una excelente imagen organizacional. Eso empieza desde el local y las propias instalaciones; la organización de las diversas tareas que faciliten las gestiones de los asociados y clientes; el material adecuado a distribuir; la difusión de las actividades de la organización; el orden de las oficinas por donde transitará el cliente; y por supuesto, los procesos para facilitar el trabajo de los colaboradores, entre otras tareas urgentes. La gran empresa tiene mucho que enseñar a las entidades de finanzas populares y economía solidaria.

FIRMADOS № 197 / Lima

Tuesday, April 14, 2015

GOBERNADORES DEL BANCO MUNDIAL Y FONDO MONETARIO

Recientemente el Congreso de la República aprobó la Resolución Legislativa Nº 3547 relativa al Convenio suscrito el 14 de octubre de 2012 entre el gobierno de Perú y el Grupo del Banco Mundial (GBM) y Fondo Monetario Internacional (FMI), para las “Reuniones Anuales de las Juntas de Gobernadores del GBM y FMI” que se realizarán en Lima, del 5 al 12 de octubre de 2015.
Perú fue elegido sede entre ocho países, de los cuales quedaron tres finalistas: Rusia, Egipto y Perú, siendo seleccionada esta última nación. La Junta de Gobernadores del GBM y la Junta de Gobernadores del FMI, son el máximo órgano de toma de decisiones de estos organismos internacionales, conformado por representantes de cada uno de los 188 países miembros. Los gobernadores son normalmente el ministro de Finanzas, el presidente del Banco Central o un alto funcionario de rango similar del país. Ambas Juntas de Gobernadores se congregan todos los años en las denominadas “Reuniones Anuales”. El representante peruano ante el Banco Mundial es el ministro de Economía y Finanzas, quien es el gobernador titular y el viceministro de Hacienda quien es el gobernador alterno; asimismo ante el Fondo Monetario Internacional es el presidente del BCR.
De tal manera que llegarán al país andino y amazónico, las más altas autoridades económicas, financieras y políticas de casi la totalidad de los países del mundo, entre ellos funcionarios y empleados del BM y FMI, los gobernadores y sus suplentes. En general se estima en 16,000 personas que visitarán Perú.
Esta cumbre se realizará en América Latina después de 48 años, cuando la sede fue Río de Janeiro en 1967 y es la tercera en toda la historia de la región. En 1952 se realizó en México. La reunión ha sido declarada de interés nacional, pero no sólo agrupa a gobernadores, sino también a la sociedad civil, prensa local e internacional, académicos, empresarios, entre otros participantes. Tienen por finalidad discutir una variedad de temas como: Lucha contra la pobreza, desarrollo económico internacional y finanzas. Estas reuniones, por lo general, se realizan en la ciudad de Washington durante dos años consecutivos, mientras que al tercer año se trasladan a alguno de los países miembros.
Asimismo, se reúne el Comité Monetario y Financiero Internacional, Comité para el Desarrollo, G-20 y G-24. Se realizan seminarios y foros dirigidos a las autoridades económicas, académicos, representantes de la sociedad civil y el sector privado, a fin de discutir temas de relevancia y actualidad respecto de la economía mundial, estabilidad financiera y el desarrollo económico.
Perú, un país de 30 millones de habitantes, tiene la grata misión de ser el anfitrión de uno de los certámenes de mayor trascendencia e importancia mundial, que permitirá a la cuna de los incas, compartir su economía en crecimiento y atractiva para las inversiones y negocios.
También es una excelente oportunidad para compartir su gran riqueza cultural, que se expresa en la arquitectura, arte, turismo, gastronomía, historia, playas y lugares históricos. Es la puerta al mundo para los Estados Unidos, Europa y Asia. Es el hub de América Latina. Si los países del sudeste asiáticos tienen a sus “tigres” y “dragones”, América Latina tiene al “jaguar” de la región. ¡Bienvenidos a Perú! 

FIRMADOS Nro 196

Tuesday, February 10, 2015

APROBARÁN NUEVA LEY GENERAL DE COOPERATIVAS

La espera desespera, reza un dicho popular y como todo tiene su fin, es muy probable que la ansiada nueva Ley General de Cooperativas, sea una realidad en marzo próximo en Perú.
Luego de un gran debate y de recibir aportes de diversas organizaciones, por fin se aprobará la mencionada nueva norma, luego que los congresistas integrantes de la comisión respectiva, comprendieran la importancia que tiene el cooperativismo en el desarrollo económico y social. Tanto tiempo tomó para darnos cuenta que en las naciones industrializadas, un gran porcentaje de la economía se mueve por la economía solidaria y las finanzas populares.
El dictamen recaído en el proyecto de la nueva Ley General de Cooperativas está siendo concluido a fin de que sea debatido y aprobado pronto, en la Comisión de Economía, Banca, Finanzas e Inteligencia Financiera.
La futura norma cooperativista será de gran importancia para todos los sectores del país, especialmente para el rural por su función social y de gran trascendencia para las necesidades prioritarias de los hombres del campo.
Es importante destacar que el proyecto presentado por el congresista José Urquizo Maggia, cumple con los principales lineamientos nacionales y de las organizaciones internacionales, que consideran al movimiento cooperativo como uno de los de mayor éxito en el ambiente económico-financiero del país.
La propuesta de Urquizo subraya la necesidad de una nueva Ley General de Cooperativas por los cambios económicos y políticos acontecidos en los últimos años del siglo pasado y principios del presente. Esta preocupación ya se había solicitado en la llamada Declaración de Cusco, al término del Congreso de Educación Cooperativa que se realizó en esa ciudad en 2013, pero que con anterioridad, el presidente de la Federación Nacional de Cooperativas de Servicios Especiales (Fenacoosep), Miguel Santiago Velarde Valladares, venia insistiendo en una norma más moderna acorde con los nuevos tiempos y la propia Confederación Nacional de Cooperativas del Perú (Confenacoop) también había reclamado.
La Organización de las Naciones Unidas (ONU), y especialmente la Organización Internacional del Trabajo (OIT), vienen exhortando a los países para que las cooperativas tengan un mayor rol frente a la exclusión por la concentración de riquezas, ya sea estatal o privada, para lo cual aprobó la Resolución 193 en el 2002.
“Los gobiernos tienen que ser conscientes que las cooperativas son sus aliados perfectos para conseguir el desarrollo del país con justicia social. Por ello, la necesidad de que la nueva ley incorpore y reconozca las particularidades del movimiento cooperativo y recoja las experiencias de las últimas décadas”, señala Urquizo en la exposición de motivos del proyecto de ley.
El propio presidente de la Federación Nacional de Cooperativas de Ahorro y Crédito (FENACREP), Manuel Rabines, destacó la labor que está cumpliendo la Comisión de Economía y que, en su oportunidad, lo hará la Comisión de Producción, porque el cooperativismo es el movimiento que dinamiza la economía nacional. Señaló que en su sector hay 164 cooperativas, en las cuales participan más de un millón 400 mil cooperativistas. Poseen ocho mil millones soles en activos, cinco mil 800 millones en ahorros y tienen un patrimonio de 1,500 millones de soles. El cooperativismo es positivo para el desarrollo de los pueblos.
Efectivamente, en diciembre pasado se cumplieron los primeros 50 años de la vigente Ley General de Cooperativas, promulgada en su primer gobierno, el 14 de diciembre de 1964 por el entonces presidente, Fernando Belaunde Terry.
FIRMADOS № 195
Lima, febrero 10, 2015.

Friday, February 06, 2015

IMF DEBEN SUPERAR RETOS EN CORTO PLAZO

Este año, la industria microfinanciera peruana tiene varios retos, siendo el principal, el comportamiento de la economía frente a los factores externos como internos.
Se espera una fuerte y tenaz competencia entre las organizaciones que operan en el ámbito local. Según los análisis, es muy probable que algunas instituciones se retiren de ciertos mercados no tan competitivos y rentables, con el objetivo de incursionar y operar sólo en aquellos donde las condiciones son favorables para las organizaciones microfinancieras.
Si bien es cierto que Perú tiene el entorno más propicio para el desarrollo de las microfinanzas, también es real que debe superar en el corto plazo, algunos escollos de origen exógeno, y otros, básicamente domésticos.
Dándole una mirada de reojo a la economía, observaremos que el PBI peruano es de US$ 202,3 mil millones (nominal, 2013), mientras la proyección más acertada del crecimiento del mismo para el año pasado estaría entre el 2.5%.
Perú es una nación que tiene algo más de 30 millones de habitantes, siendo su capital, Lima, que acaba de cumplir 480 años de fundación, la ciudad más importante con aproximadamente 10 millones de habitantes. El 5% del total de la población peruana vive con menos de US$ 1.25 al día, mientras que el 12.7% lo hace con menos de US$  2.0 al día, según las estadísticas al año 2010.
También, el actual liderazgo peruano en las IMF enfrentará grandes retos, empezando con una reactivación de la industria microfinanciera misma. El año pasado se registró un menor dinamismo anualizado de las colocaciones de las microfinanzas que se ha venido presentando año tras año. Del 22.8% en diciembre de 2010 ha caído a un 5% en noviembre de 2014.
Asimismo, sus principales indicadores de desempeño (deterioro de cartera, menos márgenes de ganancia y reducción de la rentabilidad) presentan bajos índices, debido a una mayor competencia en el mercado y un crecimiento más lento de la economía. La fuerte competencia y la sobreoferta de créditos que ésta significa, incrementó los niveles de sobreendeudamiento de los clientes, elevando los niveles de morosidad del sector.
Se habla ahora de inclusión financiera, pero ésta concepción aún sigue siendo una frase bonita, porque a los verdaderos excluidos socialmente, no llegan las microfinanzas, especialmente del área rural de la sierra y zona agrícolas de la selva, en las comunidades nativas. Es obvio saber las razones: No son sujetos de créditos y el riesgo es mayor para quienes pretenden trabajar con ellos.
Sin embargo, no todo es negativo. Una vez más, en el reciente Foromic 2014, realizado en Guayaquil,  el estudio del Microscopio Global 2014, elaborado por The Economist Intelligence Unit, ubicó a Perú como líder absoluto por sexta vez consecutiva, seguido de Colombia y Filipinas. El país es líder en el desarrollo de estrategias innovadoras y coordinadas para promover los servicios financieros para las poblaciones excluidas y en reconocer que la inclusión financiera va más allá de los actores del sector financiero.
Según la base de datos global de inclusión financiera del Banco Mundial, solo el 20% de la población adulta (mayores de 15 años) tenían una cuenta en una institución financiera formal en 2011. Al parecer ese porcentaje casi no se ha movido, no obstante, la promoción de la educación financiera en niños y adolescentes. En total hay 74 instituciones microfinancieras, que a la fecha sólo han cubierto el 13.6% del total de la población. Aún la valla es alta.
FIRMADOS № 194

Lima, febrero 6, 2015.

Thursday, February 05, 2015

EDICIÓN Nro. 125 DEL PERIÓDICO MICROFINANZAS

Edición del periódico Microfinanzas, medio donde escribo temas vinculados con las finanzas populares y la economía solidaria. 

Friday, November 14, 2014

A 50 AÑOS DEL MOVIMIENTO COOPERATIVO PERUANO

Fernando Belaunde T.
El movimiento cooperativo peruano celebrará el próximo 14 de diciembre, los primeros cincuenta años de vigencia de la Ley General de Cooperativas, constituyéndose en la actualidad, en un modelo alternativo de desarrollo social, desde la perspectiva del emprendedorismo.
Cada año se celebra el Día del Cooperativismo Peruano, en recuerdo a la primera Ley de Cooperativas № 15260 que se promulgó mediante el Decreto Supremo № 023 el 14 de diciembre de 1964, cuando era presidente del país, el Arq. Fernando Belaunde Terry. Esta norma legal reconoció al cooperativismo como un sistema eficaz para contribuir al desarrollo económico, al fortalecimiento de la democracia y a la realización de la justicia social.
El modelo cooperativo es tan importante en el mundo que el año 2012 fue  declarado por las Naciones Unidas como el “Año Internacional de las Cooperativas” y en la actualidad se está viviendo la “Década de las Cooperativas”. Por esa razón, el movimiento cooperativo peruano está realizando una serie de certámenes y actividades para conmemorar este importante acontecimiento para la economía solidaria y las finanzas populares.
En la actualidad, las cooperativas están consideradas como parte de la economía solidaria y social, y por lo tanto aportan a la sociedad lo siguiente:
·         Generan nuevos y mayores empleos.
·         Contribuyen al fisco con los tributos de organizaciones.
·         Entrenan y capacitan mano de obra calificada.
·         Ayudan a la formalización de los emprendedores.
·         Proveen servicios básicos de salud y educación.
·         Contribuyen con el desarrollo económico y social.
·         Ayudan a bajar los niveles de la pobreza y pobreza extrema.
·         Aportan mejores niveles de vida para sus asociados.
·         Contribuyen con la expansión de la educación financiera.
·         Se fomenta valores y principios éticos.
En el mundo, el cooperativismo nació por la propuesta de 28 trabajadores ingleses desocupados, quienes en 1844, en la ciudad de Rochdale (Manchester, Inglaterra), decidieron  formar una asociación de ayuda mutua. Los objetivos principales de esta primera cooperativa fueron: abrir un almacén de consumo para la venta de alimentos y ropa; comprar y construir casas para los asociados; mejorar la situación doméstica y social mediante la ayuda recíproca; y  crear un taller ocupacional para asociados desempleados.
En Perú este modelo como herramienta de desarrollo social tiene sus raíces en los tiempos ancestrales mediante el ayni y la minka del ayllu incaico. La palabra “ayni” significa en quechua solidaridad y cooperación, mientras que “minka” es el trabajo colectivo a favor de la comunidad. Estos principios forman parte del cooperativismo y la piedra angular de este modelo de desarrollo social.
Los valores del cooperativismo son: ayuda mutua, responsabilidad, democracia, igualdad, equidad y solidaridad.
FIRMADOS Nro 193
Callao, noviembre 14, 2014.

Friday, August 22, 2014

INCLUSIÓN SOCIAL Y DINERO ELECTRÓNICO

El dinero electrónico es un instrumento de inclusión financiera que está normado por ley en el país. La Ley 29985 regula las características  básicas del dinero electrónico, así como a los emisores del dinero electrónico y protege a los usuarios. El dinero electrónico es ya una realidad en el país, porque inicialmente unos cinco millones de personas se beneficiarán del mismo haciendo sus transacciones a través de sus celulares.
La Asociación de Bancos, ha puesto en marcha un ambicioso plan llamado “Modelo Perú”, en el cual se ha elegido a la marca Ericsson para proveer la solución tecnológica de esta plataforma para mediados del próximo año. Ericsson desarrollará una solución tecnológica que viabilice la plataforma y su operación con servicios de  altos estándares de calidad y seguridad. Cualquier persona podrá hacer uso de todo tipo de transacción mediante un simple celular, llamados smartphone en su versión más moderna y con mayores aplicaciones.
Sin embargo, según la “Ley del Dinero Electrónico”, las empresas emisoras de dinero  electrónico tienen como objeto principal la emisión de dinero electrónico, no conceden crédito con cargo a los fondos recibidos y solo pueden realizar otras operaciones relacionadas a su objeto principal. Es decir, hay un estricto control para la emisión del dinero “virtual”.
El proyecto de ASBANC significa la apuesta más importante de la banca peruana para incluir a millones de peruanos a los beneficios del sistema financiero, a través del uso de los celulares. Para ello, los bancos han tomado la decisión de comprometerse  activamente en promover el salto a la inclusión financiera. La idea es que más peruanos participen de los beneficios del sistema formal, con transacciones fáciles, seguras y con acceso a créditos, aprovechando la alta penetración de los celulares.
Para las autoridades de la Asociación de Bancos, vivimos el mejor momento para impulsar el proyecto, porque se tiene un sector financiero sólido, rentable, seguro,  sostenible, y con un entorno adecuado para el desarrollo de las microfinanzas. Obviamente que este proyecto ha unido todos los bancos y empresas de telecomunicaciones, como Claro y Telefónica en una primera etapa.
El “Modelo Perú” ha logrado también la adhesión de la Asociación de Entidades Microfinancieras (Asomif) y de la Federación de Cajas Municipales de Ahorro y Crédito (Fepcmac), que son entidades líderes del sistema microfinanciero peruano. A juzgar por los expertos, este nivel de participación e integración entre todos los actores, hace que el “Modelo Perú” sea único en el mundo.
El sistema aprovechará la gran penetración de la telefonía celular para que más peruanos accedan a una amplia gama de servicios financieros y de pagos, sin necesidad de abrir una cuenta bancaria, ni tener presencia física en un lugar para hacer la transacción. 
Se cree que en los 18 meses podrían atender a 1.5 millones de peruanos, siendo la meta alcanzar la inclusión financiera de cinco millones de personas en un plazo de cinco años, previendo que 2.1 millones usarán activamente su cuenta de dinero electrónico al final del 2019.
En una primera etapa podrán pagar el agua, luz, teléfono, hacer transferencias entre personas, recargar su celular y pagar tributos en el régimen simplificado, mientras que en una segunda se realizarán compras en todo tipo de establecimientos, giros, pago de créditos, envíos de remesas y otros.
FIRMADOS Nro 192 
Callao, Agosto 22, 2014