Saturday, December 29, 2007

FOTO: Bajo la lluvia en Washington

El periodista sorprendido por un aguacero en la ciudad de Washington. En la foto lo observamos frente al Memorial Lincoln y en el Parque que la comunidad del distrito de Columbia hizo en homenaje a los soldados caídos en la Guerra en Corea.

FOTO: Juramentación de Periodistas de Economía

El autor en su calidad de presidente de la Asociación de Periodistas Especializados en Economía y Negocios (APEN), toma el juramento de ley a los miembros del Primer Consejo Directivo Nacional. Están de izquierda a derecha: José Luis Patiño Vera, Percy Aquino Rodríguez, Fernando Roggero Huayapa, Félix Paz Quiroz, Gustavo Amado Ames, Carlos Chuquín Camac y Eduardo Lastra Domínguez. La ceremonia se realizó en las instalaciones del Swissotel de San Isidro.

ARTICULO: El PSOE y el nacionalismo vasco

Desde que el socialista José Luis Rodríguez Zapatero asumió el gobierno de España, se avizora el problema del nacionalismo vasco reclamando su reivindicación soberana.
El entonces líder del Partido Nacionalista Vasco (PNV), Josu Jon Imaz, que gobierna en esa comunidad autónoma, anticipó hace un par de años, en la celebración del Día de la Patria Vasca que no apoyará la investidura de Rodríguez Zapatero a menos que éste deje sin efecto el ”tratado antiterrorista” que en su momento acordó con el Partido Popular (PP).
Pero la actitud del PNV no fue afectada en el parlamento ibérico, aunque el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) no cuenta con mayoría absoluta, pero sí es influyente con el apoyo de los otros grupos políticos.
Los vascos, aunque tenían la postura del líder del Senado español, el socialista Javier Rojo, quien dijo que su partido no tiene intención de eliminar ese pacto sino, por el contrario, “fortalecerlo, mejorarlo y adaptarlo a la realidad”, marcada en gran medida por los atentados del 11 de marzo en Madrid, que causaron dos centenares de muertes y cuya autoría reivindicó la red islámica Al Qaeda.
Rojo, senador por la provincia vasca de Alava, aclaró que el pacto “no se hizo contra los nacionalismos”, como puede pensar el PNV, sino que surgió “para favorecer la democracia, la libertad y en contra del terrorismo”.
Para el líder de la cámara alta, ese acuerdo produjo, entre otras cosas, “la unión contra el terrorismo en las medidas policiales” y “ha dado más calidad democrática a una situación que tenía el País Vasco y que conocía todo en mundo”. En virtud del tratado antiterrorista, firmado el 13 de diciembre de 2000, el PSOE y el PP impulsaron la aprobación de leyes y medidas gubernamentales contra ese flagelo, entre ellas las conducentes a aislar a ETA y a su entorno, proteger a miles de españoles amenazados por ese grupo armado, perseguir sus fuentes de financiación y sobre todo la mayor de ellas proveniente de la extorsión a empresarios vascos, llamada “impuesto revolucionario”.
Más duro todavía que Rojo fue el presidente del PP en el País Vasco, Carlos Iturgaitz, quien acusó al PNV de querer dinamitar el pacto “para que ETA esté más cómoda” justo ahora cuando, en su opinión, “la banda está incómoda, débil, arrinconada por la policía, la presión judicial y la presión social”. En esta situación, concluyó, es necesaria la unidad contra el terrorismo y no darle “un balón de oxígeno”.
Euskadi ta Askatasuna (ETA, Patria Vasca y Libertad en vascuence) fue creada como una escisión del nacionalismo vasco durante la dictadura de Francisco Franco (1939-1975). En 1976, el gobierno de entonces de Adolfo Suárez, para afirmar la democratización de España, indultó a todos los presos de ese grupo, parte de los cuales se integraron a la política pacífica mientras otros decidieron continuar con la violencia, reivindicando un País Vasco independiente y socialista.
Desde entonces hubo dos intentos de negociación para facilitarle a ETA que abandonase la violencia, ambos fracasados, uno bajo el gobierno del socialista Felipe González y otro durante el mandato del ex jefe del gobierno español, José María Aznar, del centroderechista PP.
Pero los problemas más fuertes para Rodríguez Zapatero en el País Vasco no se presentan desde ese grupo, muy debilitado por sucesivas operaciones policiales en España y Francia, sino desde el nacionalismo moderado, que reclama también la independencia. La presidenta de Eusko Alkartasuna, partido que gobierna en coalición con el PNV, Begoña Errazti, exigió a Rodríguez Zapatero que devuelva a su región “las libertades vulneradas” para alcanzar “una democracia plena”, en referencia a la ilegalización de Batasuna, el partido político de ETA, dispuesta por el Poder Judicial a instancias de Aznar y confirmada por el Tribunal Constitucional en 2003.
Errazti aseguró que el pueblo vasco es “una nación” y será un “Estado independiente en esa Europa moderna a la que pertenecemos por derecho”. Esa será “la Europa de los pueblos”, aclaró, en la que participarían catalanes, vascos, escoceses, galeses, flamencos, bretones y corsos.
Tanto el PSOE como el PP, son fuerzas absolutamente mayoritarias en España pero en las últimas elecciones autónomas en el País Vasco (mayo 2003) sumaron 463.574 votos frente a los 587.140 del PNV y EA, lo cual le otorga a estos últimos una mayoría absoluta en el parlamento de esa comunidad gracias a su coalición con la minoritaria Izquierda Unida.
La mayoría del PP y el PSOE también se expresa en el parlamento español y ambos partidos sostienen la defensa de la vigente Constitución, que en su artículo segundo establece que la misma “se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación Española”.
En contraposición, el nacionalismo vasco, sin distinción de matices, tácticas o estrategias, reivindica un País Vasco formado por las tres provincias que integran la Comunidad Autónoma española del mismo nombre, Vizcaya, Guipúzcoa y Alava, junta a la Comunidad Navarra y a tres departamentos franceses.
En 1979, los ciudadanos navarros resolvieron en referéndum constituirse en Comunidad Autónoma y no integrarse al llamado País Vasco, como demandaban los partidos nacionalistas.
Juan José Ibarretxe, otrora líder vasco, al hablar en el Día de la Patria Vasca aseguró que los nacionalistas comparten el mismo principio de que “Euskadi (País Vasco) es la patria de los vascos”. Se pronunció también contra el terrorismo etarra y señaló que “la auténtica victoria para Euskadi y para España sería lograr un acuerdo para convivir, y no imponer ni la unidad de España ni la independencia de Euskadi”.
Además, puntualizó que ETA es “el auténtico obstáculo para que el nacionalismo vasco pueda caminar junto si así lo desea” y pidió a ese grupo que declare “un alto el fuego definitivo de una vez y para siempre”. En una reunión en Iruña (País Vasco), representantes de sindicatos y partidos del nacionalismo, entre ellos el gobernante Eusko Alkartasuna y el ilegalizado Batasuna, que conforman una Mesa de Diálogo apoyaron que el País Vasco siga perteneciendo a España, pero con autonomía propia. El PNV no participó porque no pactará con quienes apoyen a ETA, según su líder histórico Imaz. En opinión de Miren Odriozola, integrante de esa mesa, “la facultad de decidir el futuro de Euskal Herria (País Vasco) compete a la ciudadanía vasca, hombres y mujeres, y los Estados español y francés deben limitarse únicamente a respetar dicha decisión”.
FIRMADOS Nro. 045
Lima, Diciembre 29, 2007

Thursday, December 20, 2007

FOTO: Con periodistas de economía

El autor en una reunión con periodistas especializados en economía de diversos medios de comunicación de Lima. En la foto se pueden observar a Alejandro LLerena (a la izquierda de César Sánchez, al centro) y Pedro Gonzales Toledo con camisa amarilla. Esa reunión se realizó en el Hotel Meliá Lima.

Sunday, December 16, 2007

ARTICULO: TLC y Microfinanzas en el Perú

El Tratado de Libre Comercio (TLC) que el Perú suscribió con los Estados Unidos, promulgado el 14 de diciembre en Washington por el presidente de los Estados Unidos, George Bush en presencia de su homólogo Alan García Pérez, generará nuevos retos en la industria microfinanciera peruana, mientras se ejecuta en los próximos años la Ley de Implementación del acuerdo comercial.
Vendrán nuevas inversiones, se incrementará la demanda interna, crecerán las exportaciones y la importación de bienes de capital, la paridad cambiaria sufrirá algunos ajustes, el turismo crecerá y el crecimiento será sostenible. Es decir, con un manejo responsable y austero de la economía, habrá bonanza y hasta optimismo económico.
Pero si bien es cierto que el TLC traerá nuevas oportunidades laborales para los peruanos, también generará ciertas limitaciones en algunos sectores denominados "sensibles", como la agricultura, precisamente donde laboran los más pobres del país. No obstante, el acuerdo comercial impulsará la mediana, pequeña y micro empresa, permitiendo que la industria microfinanciera genere también nuevas oportunidades para las pyme y mype.
En el Perú, la industria microfinanciera se ha desarrollado con mayor éxito en provincias por iniciativa del sistema de cajas municipales desde hace aproximadamente 25 años y ha ingresado con éxito en casi todos los estratos de la ciudad de Lima. Este trabajo pionero y señero ha sido fortalecido por diversas entidades microfinancieras como las edpyme, cajas rurales, cooperativas de ahorro y crédito y organizaciones no gubernamentales, inclusive en los últimos años, algunos bancos comerciales han ingresado a ese sector. De esta manera, el Perú conjuntamente con Bolivia son los países líderes en microfinanzas en América Latina por la experiencia y gestión empresarial a favor de los pobres.
Desde esta perspectiva, la pobreza que tiene sus raíces en los asentamientos humanos, comunidades urbano-marginales y rurales, así como en los grupos étnicos de la Amazonía, encuentra en la industria microfinanciera una férrea defensa para seguir avanzando. El TLC permitirá que las pequeñas empresas hasta los agricultores puedan tener acceso a los grandes mercados del mundo, especialmente a más de 300 millones de nuevos consumidores. No olvidemos que en los últimos tres años, el comercio entre Perú y los Estados Unidos se ha duplicado aproximadamente en US$ 9,000 millones.
Entre los beneficios del TLC que podrán aplicarse en el 2009 está la eliminación de aranceles en cerca del 80 % de productos estadounidenses que se venden en el Perú, mientras que los demás impuestos se eliminarán en los próximos años. Es decir, más de dos tercios de las exportaciones agrícolas estadounidenses al Perú no pagarán aranceles y aproximadamente en el 2015, no se pagarán impuestos para ningún producto. Eso supone que habrá más productos peruanos para ser comercializados en los Estados Unidos, aparte de las nuevas y mayores inversiones en todos los sectores.
Por estas razones, la industria microfinanciera será en los siguientes años, uno de los sectores más dinámicos de la economía peruana. Urge entonces que desde ahora, este rublo se prepare para asumir nuevos roles que van desde la lucha frontal contra la pobreza hasta la formalización de nuevas pequeñas empresas. Si las microfinanzas se están constituyendo en columnas del crecimiento económico, urge entonces reforzar políticas públicas a favor de las mayorías nacionales.
¿Por qué las microfinanzas son claves para el crecimiento económico? Porque el proceso de globalización nos revela que el empleo para siempre no existe. En el Perú hay nuevas generaciones de emprendedores que requieren microcréditos para salir adelante. La cultura emprendedora es ya una realidad en el país. Hay más de tres millones de unidades productivas y comerciales y esta cifra va en aumento.
Estos emprendimientos que generan empresas innovadoras serán quienes dominen el mercado en los próximos años, porque la innovación es la base para el desarrollo económico sostenible. En las escuelas y universidades, los alumnos ya están desarrollando sus capacidades emprendedoras, situación que generará una oferta que debe ser satisfecha en los siguientes años. La cultura emprendedora encontrará en el TLC la gran oportunidad para desarrollarse y fomentar un nuevo orden económico en el país.

FIRMADOS Nº 044
LIMA, Diciembre 16, 2007

Saturday, December 08, 2007

FOTO: Con Alejandra Riveros, periodista de Chile

En la foto, el autor con la periodista chilena Alejandra Riveros Martínez posando en uno de los Palacios de los Sultanes de Estambul, en Turquía. Alejandra, radica en Santiago y está vinculada a la producción periodística. La foto corresponde al mes de junio de 2007.

ARTÍCULO: ¿Por qué no apoyo la homosexualidad?

En las últimas semanas, las calles de Lima amanecen con afiches a favor de la homosexualidad. “Me llamo Fulano, soy homosexual y peruano como tú”, “Soy lesbiana y peruana como tú”, “Soy travesti y peruano como tú”, etc., así rezan los carteles. Se trata de una campaña social para “sensibilizar” a los ciudadanos para que acepten a quienes practican otra “opción” sexual. La campaña busca que estas personas no sean discriminadas por sus prácticas sexuales. Esta campaña también es fuerte en ciudades de los Estados Unidos, España y América Latina.

Al parecer, los defensores de la otrora moral no se manifiestan. Las iglesias católicas y evangélicas no se han pronunciado. ¿Será porque también hay “sacerdotes” y “pastores” homosexuales? No lo creemos, porque a pesar de los seudos sacerdotes y pastores gays, esas iglesias tienen por ahora otras prioridades por atender.

No se trata de cuestionar las prácticas de las personas, porque al final de todo, cada quien puede hacer de su vida lo que quiere, sea bueno o malo. Pero sí es correcto advertir que campañas como éstas, contribuyen al deterioro moral del país. Con estos criterios, cualquier ciudadano podría esgrimir: “Soy drogadicto y peruano como tú, por lo tanto exijo que se me respeten mis derechos”. Y así surgirían delincuentes de toda calaña, incluyendo adúlteros y fornicarios. Es decir, la revolución sexual a todo dar. Difícilmente una esposa le agradará que su esposo se acueste con otro hombre y sea feliz.

¡No! No nos confundamos. Cada quien puede hacer de su vida lo que quiera, pero no puede exigir que la sociedad acepte sus posturas. Las grandes potencias desde la antigüedad sucumbieron no tanto por los ataques del enemigo, sino porque las raíces de su moral estaban ya enfermas. Tenemos como ejemplos a Israel, Asiria, Egipto, Grecia, Roma, Inglaterra y ahora los Estados Unidos. Las relaciones entre gays ya estaba cuestionada en la Biblia y hay severas sanciones para quienes lo practican.

¿Qué está pasando en la región? Hay un mito que se maneja en sociedades altamente desarrolladas y que el proceso de globalización está contribuyendo con su difusión. Se cree que cuanto más intelectual y educado es la persona, tanto mejor para aceptar la anarquía moral. Es más, se afirma que quienes basan su vida en principios morales son anticuados y tienen ideas obsoletas. Lo que antes la Biblia llamaba pecado, ahora los hombres lo están promocionando. El ser humano es hombre o mujer, no hay término medio.

Conozco a gente homosexual y lesbiana, y son excelentes profesionales, pero jamás dejaría a mis hijos al cuidado de uno de ellos. Tampoco un padre quisiera que su hijo practique otra “opción” sexual. Probablemente, algunas personas no estarán de acuerdo con este artículo y respeto esa posición. Como periodista, agente del cambio social, me es urgente fijar una posición que al parecer ninguna institución tutelar de los valores del país está dispuesta a asumir.

Sólo una vida basada en valores morales (no religiosos) y principios espirituales se puede hacer respetar a sí misma y se cumplirá en ella, la sentencia bíblica: “Por sus frutos los conoceréis”. Un árbol bueno dará siempre buenos frutos, un árbol dañado probablemente dará frutos dañados. Si queremos crecer como personas y como nación, entonces procuremos ser buenos árboles.

FIRMADOS Nº 043
LIMA, Diciembre 8, 2007

Tuesday, December 04, 2007

FOTO: En el diario Correo

César Sánchez Martínez, sentado con el equipo de editores de la cadena de diarios Correo. Están de izquierda a derecha, Wilfredo Ramón, periodista especializado en Judiciales y Nancy Miller, periodista de Política. César Sánchez fue primero editor de Economía de esa prestigiosa cadena de diarios en todo el Perú, y luego editor general.

ARTICULO: "¿TLC? Ahora nos toca a nosotros

Como era previsible, el Senado de los Estados Unidos aprobó el Tratado de Libre Comercio (TLC) con el Perú. El gobierno celebra y sus principales voceros hacen énfasis en la cantidad de votos obtenidos para la aprobación de la norma. Nos comparan con Chile y con los países de Centro América.

Hubo declaraciones, alegrías, brindis, y hasta aparecieron en la conferencia de prensa del presidente Alan García, ministros cuestionados por deficiente gestión administrativa. Algo se debe ganar con ello, aunque sea, la “ponchada” de la televisión.

En realidad, la ratificación del TLC es buena para el país. Vendrán nuevas inversiones, habrá variedad de productos más baratos, se generarán nuevos empleos y la calidad de vida mejorará en muchos casos. Sin embargo, desde la perspectiva social, no todo será color de rosa para muchos peruanos. Es urgente que se diseñen nuevas estrategias de desarrollo en las zonas más empobrecidas del país. En México, por ejemplo, después de la firma del TLC entre esa nación con los Estados Unidos y Canadá, el sur mexicano, concretamente el estado de Chiapas, quedó como siempre, relegado y más pobre. Todo se centró en las partes más desarrolladas del país. Es decir, los ricos fueron más ricos y los pobres más pobres. No pasó nada. Esa experiencia no debe repetirse en el Perú.

Si tomamos como ejemplo las últimas inversiones extranjeras en el sector comercio, notaremos que éstas se orientan hacia Lima, Arequipa y todo el norte peruano. Eso supone que hay una agenda pendiente para el sur y oriente del país. Las grandes cadenas de supermercados, proyectos agroindustriales, tiendas por departamentos, entidades financieras, circuitos turísticos, complejos hoteleros, entre otros rubros, no van al sur ni al oriente. ¿Las razones? Son muchas, pero la inseguridad y la falta de infraestructura son las principales causas.

No permitamos que los errores cometidos por México y Chile también ocurran en el Perú. Urge que el gobierno en coordinación con las regiones y municipalidades procure hacer realidad lo que se ha llamado el “TLC para adentro”. La inclusión social no sólo debe ser una frase de salón, sino una realidad para que las bondades del TLC con los Estados Unidos, también lleguen a todos los sectores de nuestra patria. Aún la población no siente por lo menos en la gestión, los resultados de “Sierra Exportadora”.

La actual administración tiene ahora el gran reto de hacer realidad el sueño de miles de peruanos que desde hace generaciones esperan el ansiado desarrollo social. Es muy probable que el gobierno no disfrute este logro, pero al igual que el ex presidente Alejandro Toledo, quien inició las negociaciones para el TLC con los Estados Unidos, otro jefe de Estado dará la buena noticia, entonces recordaremos al presidente Alan García Pérez, como el forjador del nuevo Perú.

FIRMADOS Nº 042
LIMA, Diciembre 4, 2007