Saturday, December 29, 2007

ARTICULO: El PSOE y el nacionalismo vasco

Desde que el socialista José Luis Rodríguez Zapatero asumió el gobierno de España, se avizora el problema del nacionalismo vasco reclamando su reivindicación soberana.
El entonces líder del Partido Nacionalista Vasco (PNV), Josu Jon Imaz, que gobierna en esa comunidad autónoma, anticipó hace un par de años, en la celebración del Día de la Patria Vasca que no apoyará la investidura de Rodríguez Zapatero a menos que éste deje sin efecto el ”tratado antiterrorista” que en su momento acordó con el Partido Popular (PP).
Pero la actitud del PNV no fue afectada en el parlamento ibérico, aunque el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) no cuenta con mayoría absoluta, pero sí es influyente con el apoyo de los otros grupos políticos.
Los vascos, aunque tenían la postura del líder del Senado español, el socialista Javier Rojo, quien dijo que su partido no tiene intención de eliminar ese pacto sino, por el contrario, “fortalecerlo, mejorarlo y adaptarlo a la realidad”, marcada en gran medida por los atentados del 11 de marzo en Madrid, que causaron dos centenares de muertes y cuya autoría reivindicó la red islámica Al Qaeda.
Rojo, senador por la provincia vasca de Alava, aclaró que el pacto “no se hizo contra los nacionalismos”, como puede pensar el PNV, sino que surgió “para favorecer la democracia, la libertad y en contra del terrorismo”.
Para el líder de la cámara alta, ese acuerdo produjo, entre otras cosas, “la unión contra el terrorismo en las medidas policiales” y “ha dado más calidad democrática a una situación que tenía el País Vasco y que conocía todo en mundo”. En virtud del tratado antiterrorista, firmado el 13 de diciembre de 2000, el PSOE y el PP impulsaron la aprobación de leyes y medidas gubernamentales contra ese flagelo, entre ellas las conducentes a aislar a ETA y a su entorno, proteger a miles de españoles amenazados por ese grupo armado, perseguir sus fuentes de financiación y sobre todo la mayor de ellas proveniente de la extorsión a empresarios vascos, llamada “impuesto revolucionario”.
Más duro todavía que Rojo fue el presidente del PP en el País Vasco, Carlos Iturgaitz, quien acusó al PNV de querer dinamitar el pacto “para que ETA esté más cómoda” justo ahora cuando, en su opinión, “la banda está incómoda, débil, arrinconada por la policía, la presión judicial y la presión social”. En esta situación, concluyó, es necesaria la unidad contra el terrorismo y no darle “un balón de oxígeno”.
Euskadi ta Askatasuna (ETA, Patria Vasca y Libertad en vascuence) fue creada como una escisión del nacionalismo vasco durante la dictadura de Francisco Franco (1939-1975). En 1976, el gobierno de entonces de Adolfo Suárez, para afirmar la democratización de España, indultó a todos los presos de ese grupo, parte de los cuales se integraron a la política pacífica mientras otros decidieron continuar con la violencia, reivindicando un País Vasco independiente y socialista.
Desde entonces hubo dos intentos de negociación para facilitarle a ETA que abandonase la violencia, ambos fracasados, uno bajo el gobierno del socialista Felipe González y otro durante el mandato del ex jefe del gobierno español, José María Aznar, del centroderechista PP.
Pero los problemas más fuertes para Rodríguez Zapatero en el País Vasco no se presentan desde ese grupo, muy debilitado por sucesivas operaciones policiales en España y Francia, sino desde el nacionalismo moderado, que reclama también la independencia. La presidenta de Eusko Alkartasuna, partido que gobierna en coalición con el PNV, Begoña Errazti, exigió a Rodríguez Zapatero que devuelva a su región “las libertades vulneradas” para alcanzar “una democracia plena”, en referencia a la ilegalización de Batasuna, el partido político de ETA, dispuesta por el Poder Judicial a instancias de Aznar y confirmada por el Tribunal Constitucional en 2003.
Errazti aseguró que el pueblo vasco es “una nación” y será un “Estado independiente en esa Europa moderna a la que pertenecemos por derecho”. Esa será “la Europa de los pueblos”, aclaró, en la que participarían catalanes, vascos, escoceses, galeses, flamencos, bretones y corsos.
Tanto el PSOE como el PP, son fuerzas absolutamente mayoritarias en España pero en las últimas elecciones autónomas en el País Vasco (mayo 2003) sumaron 463.574 votos frente a los 587.140 del PNV y EA, lo cual le otorga a estos últimos una mayoría absoluta en el parlamento de esa comunidad gracias a su coalición con la minoritaria Izquierda Unida.
La mayoría del PP y el PSOE también se expresa en el parlamento español y ambos partidos sostienen la defensa de la vigente Constitución, que en su artículo segundo establece que la misma “se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación Española”.
En contraposición, el nacionalismo vasco, sin distinción de matices, tácticas o estrategias, reivindica un País Vasco formado por las tres provincias que integran la Comunidad Autónoma española del mismo nombre, Vizcaya, Guipúzcoa y Alava, junta a la Comunidad Navarra y a tres departamentos franceses.
En 1979, los ciudadanos navarros resolvieron en referéndum constituirse en Comunidad Autónoma y no integrarse al llamado País Vasco, como demandaban los partidos nacionalistas.
Juan José Ibarretxe, otrora líder vasco, al hablar en el Día de la Patria Vasca aseguró que los nacionalistas comparten el mismo principio de que “Euskadi (País Vasco) es la patria de los vascos”. Se pronunció también contra el terrorismo etarra y señaló que “la auténtica victoria para Euskadi y para España sería lograr un acuerdo para convivir, y no imponer ni la unidad de España ni la independencia de Euskadi”.
Además, puntualizó que ETA es “el auténtico obstáculo para que el nacionalismo vasco pueda caminar junto si así lo desea” y pidió a ese grupo que declare “un alto el fuego definitivo de una vez y para siempre”. En una reunión en Iruña (País Vasco), representantes de sindicatos y partidos del nacionalismo, entre ellos el gobernante Eusko Alkartasuna y el ilegalizado Batasuna, que conforman una Mesa de Diálogo apoyaron que el País Vasco siga perteneciendo a España, pero con autonomía propia. El PNV no participó porque no pactará con quienes apoyen a ETA, según su líder histórico Imaz. En opinión de Miren Odriozola, integrante de esa mesa, “la facultad de decidir el futuro de Euskal Herria (País Vasco) compete a la ciudadanía vasca, hombres y mujeres, y los Estados español y francés deben limitarse únicamente a respetar dicha decisión”.
FIRMADOS Nro. 045
Lima, Diciembre 29, 2007

2 comments:

santiagomusic said...

Sr César Sánchez,

Quiero felicitarle por su articulo:

"ARTICULO: El PSOE y el nacionalismo vasco", el que yo titularía simplemente "el Nacionalismo vasco hoy día".

He encontrado algunos errores los cuales le relaciono aquí, pues aunque son de pequeña importancia, dado quien lo ha escrito este articulo vale la pena rectificarlos.

1º.-parlamento ibérico, NO
en realidad Congreso de los Diputados.

Seria Parlamento si lo tubiésemos e ibérico si Portugal formase parte de la Nación Española como en una época la fue.

2º.-En ningún documento escrto sonoro o visual se demuestra que AL Quaeda cometiese el crimen del 11 M de 2004.

3º.-En 1976, el gobierno de entonces de Adolfo Suárez, para afirmar la democratización de España, indultó a todos los presos de ese grupo,
El Sr. Suárez, solo indulto a todos los terroristas de ETA que se comprometieron a dejar las Armas y los atentados, y ademas que no estaban manchados de sangre y una parte accedieron y otra se les e4xtradito a países de áfrica y América.
De los que dejaron las armas, muchos se integraron en Euscadico Ezquerra y otros se refugiaron en diferentes partidos políticos.

4ºcentroderechista PP.
el PP aunque muchos lo titulan como Ud dice,en realidad es un partido de derechas, igual que el PSOE se declara Centroizquierda y solamente es de izquierdas.

5º.-En una reunión en Iruña (Navarra) (País Vasco),
Iruña, es el nombre que los vascos separatistas dan a Pamplona, la Capital de reino de Navarra y se la conoce asi desde la época romana,(Pompaelo) pues fueron los romanos los que crearon la ciudad.
Desde luego que hay muchos temas a tratar en este articulo, pero ya son de otro carácter y corresponden a las opiniones políticas de los lectores curiosos sobre el tema Vasco, que realmente muchismas personas ignoran o tienen una información falseada incluso los mismos vascos (un porcentaje del 60% de la población mas o menos no es de origen vasco). Queremos decir que son vascos por haber nacido en el país o en la región, pero nada mas son hijos y nietos de inmigrantes de otras zonas de España.

santiagomusic said...

Señor César Sánchez,

Por error cerré el anterior poste, sin despedirme de Ud, y comunicarle que me gusto realmente la redaccion y voy a poner un enlace en mi blog con un trzo de su articulo, sera el comentario sobre el Sr Suárz, y lo pondre con su enlace correspondiente en:
ADOLFO SUÁREZ
http://adolfosuarezes.blogspot.com/

Reciba mis mas sinceros saludos.